Portafolio de Principio II

Friday, November 18, 2005

PROFESION DOCENTE EFECTIVA


INTRODUCCION
"La calidad educacional, medida por el rendimiento de los alumnos se ha visto que es en gran parte una función de la calidad de los profesores, la calidad de los profesores a su vez es función de la maestría que este logre sobre las materias, el conocimiento que tenga de las técnicas educacionales adecuadas y el tener actitudes profesionales".
Según nuestra información acerca del tema se detecta que las variables que más influyen en el aprendizaje de los alumnos en el aula son: el manejo de la clase que efectúa el profesor, la interacción profesor- alumno y la disponibilidad que este desarrolle por mantener la atención de estos.
En el presente trabajo se demostrara nuestro postulado desarrollado con evidencias e información recopiladas en busca de destacar, promover y reconocer la ardua labor como lo es "el desempeño docente".
Consideramos central entonces reflexionar sobre las variables propias de este importante actor del proceso de enseñanza-aprendizaje, en relación a esto es que en el presente trabajo hemos discutido variados temas que consideramos céntricos optando así por nuestro tema central como lo es: "las características de los profesores efectivos "


Uno de los más importantes actores del sistema educacional son los profesores, pues son ellos los que en definitiva traspasan directamente el conocimiento a sus alumnos, por eso es que nuestra intensión será apelar como así también conocer más de su labor educativa y "características instruccionales", las cuales se relacionan con todas aquellas acciones que realiza el profesor en la interacción con sus alumnos en la sala de clases. Además, se considerará la importancia del perfeccionamiento docente, como una variable que se ha visto como central para mejorar los niveles de efectividad educacional.



CARACTERÍSTICAS DE LOS PROFESORES EFECTIVOS.
"El tango es cosa de dos. Si los maestros se mueven por un lado y los aprendices por otro, difícil será que el aprendizaje sea eficaz. Los maestros deben ser quienes construyan los andamios desde los que se ha de edificar el conocimiento de los aprendices, quienes median en el proceso de aprendizaje".
Así se ha observado la importancia de aspectos como el dominio que éste logre sobre las materias, el conocimiento que tenga, el uso que haga de las técnicas educacionales adecuadas y el tener actitudes profesionales adecuadas.
Estas evidencias muestran la importancia de ahondar en las variables propias de los profesores efectivos, es decir profesores que presentan comportamientos positivos en relación a lograr que todos sus alumnos logren dicho aprendizaje. Más aún si se considera que son los profesores aquellos actores educacionales más directamente relacionados con el aprendizaje de sus alumnos, son ellos el medio fundamental por el cual la cultura de nuestro país, sus valores, metas y proyectos se desarrollan.
En cuanto a estas características se diferencian las llamadas "características personales", es decir aquellas características individuales que tienen los profesores.
La vocación o compromiso profesional, la cual se manifiesta a través del "entusiasmo" de enseñar, es decir los profesores efectivos tienen vitalidad, y la capacidad de transmitir un contagioso entusiasmo por su materia; lo cual contribuiría a que los alumnos trabajen. Por otra parte, se ha señalado que un profesor con vocación da prioridad a los aspectos formativos en su tarea educativa y proyecta las altas expectativas respecto a la capacidad de logro de sus alumnos
Al hablar de profesores efectivos surge la pregunta acerca de que se entiende bajo el concepto de efectividad y cuales son las características de estos profesores que dan cuenta de esta efectividad.
La respuesta pasa por considerar que el gran objetivo de los procesos de enseñanza-aprendizaje es propiciar que cada uno de los educando, independientemente de su clase social o entorno familiar, logren los objetivos del aprendizaje, por lo tanto, un profesor efectivo es aquel docente que presenta comportamientos positos en relación a promover el entendimiento académico para lograr que todos los alumnos logren este aprendizaje.
Dada la importancia, entonces, de los profesores efectivos, se describirán cuales son las características que ellos poseen,
En primer lugar, resulta importante diferenciar estas características de los profesores efectivos, en factores indirectos y factores directos del profesor.
Los factores indirectos se relacionan con las características del profesor y los antecedentes del mismo.
Por otra parte los factores directos serian todas aquellas acciones que realiza el profesor en la interacción con sus alumnos en la sala de clases.
Se revisaran con mas detención estos factores más adelante. Además presentaremos más específicamente los resultados obtenidos en una investigación realizada la cual arrojo importante información sobre cuales serian las variables de los profesores que actúan para generar un mejoramiento en los procesos de enseñanza-aprendizaje.

En Chile, investigaciones demuestran que el profesor es un agente que tiene incidencia en el aprendizaje escolar de los alumnos. Los resultados de esta investigación entregan la evidencia de que hay un cambio en el rendimiento académico en alumnos de ciertos profesores, independientemente de los antecedentes familiares del alumno y las características de la institución escolar. Por lo tanto, concluyen que existen un campo de estudio especifico en relación a las características personales y actitudinales, y su relación con el aprendizaje de los alumnos.


Factores Directos
Entre los factores directos de los profesores efectivos, los que parecen mas relevantes son el clima grupal que se desarrolla en la sala de clases y el liderazgo académico.
Clima grupal
Es característica de un profesor eficaz la creación de un cierto ambiente propicio, o clima grupal, para el aprendizaje. Este se caracterizaría por ser un ambiente de orden, con reglas que son aprendidas y seguidas por los estudiantes, de manera que el aprendizaje de los alumnos se vea ininterrumpido por distracciones. Sin embargo, dentro de este ambiente de «orden» los profesores efectivos le darían la oportunidad de ser estudiantes independientes.
La independencia para el alumno dentro de la sala es importante, ya que, uno tiene la libertad de desenvolverse y dar a conocer nuestras particularidades. Estas particularidades las damos a conocer a través de los métodos o posturas que adoptamos ante determinadas situaciones, pero esta "independencia" debe estar limitada, por un marco de orden impuesta por el profesor.
De la anterior acotado nos surgen las siguientes interrogantes:
- ¿Cuáles son los límites de esta independencia?,
- Aquellos niños que son extrovertidos, ¿Deberían tener distintas limitaciones (con respecto al orden) que a los demás niños?,
- Con respecto a los niños que hacen desorden dentro de la sala, ¿Puede ser que el desorden se provoca, porque el ambiente en la sala no se adecua a los métodos con los cuales el logra aprender, es decir, el ambiente no es adecuado para su aprendizaje?
-¿Cómo lograr establecer las limitaciones de orden para que este sea apto a la metodología de aprendizaje de diferentes niños?
- Las anteriores preguntas ¿Se han cuestionado las anteriores interrogantes quienes están a cargo de la educación?, ¿le han dado solución?
Pues creemos que sí, y es por eso que se han creado diferentes establecimientos que se caracterizan por el alumnado, es decir, existen colegios para distintos tipos de alumnos que se clasifican según su conducta, capacidades, entre otros puntos a considerar pera la clasificación.
Cuatro son los aspectos más importantes para la creación de un ambiente positivo en la sala de clases:
La creación de un ambiente de trabajo
Para lograr un ambiente de trabajo: la compenetración, es decir, que el profesor pueda permanecer consciente de lo que esta sucediendo en todas las partes de la sala de clases, la simultaneidad, esto es, la capacidad del profesor para hacer más de una cosa a la vez, respondiendo a las necesidades de los alumnos en forma individual sin perder por ello el control del curso: y, finalmente, el desafío y la variedad de las tareas, es decir, que las tareas sean fáciles de resolver con un esfuerzo razonable y lo suficientemente difíciles para hacerlas desafiante, logrando así mantener la atención de los alumnos.
La creación de un clima afectivo
Se señala que para estimularlo resulta fundamental, primero, la manutención de un trato personal con los alumnos, estando siempre atentos a sus reacciones; segundo, una interpelación cariñosa, cordial, y coloquial, dirigiéndose a cada alumno por su nombre, expresándoles confianza y apoyándolos positivamente; tercero, la capacidad de mantener
la disciplina, haciéndose respetar por su propia presencia, sin dejar de ser una persona cercana y cordial; cuarto, el respeto por los alumnos, el reconocimiento de los propios errores; y, finalmente, la aceptación del humor en los alumnos.
Consideramos además que para llegar a formar un adecuado clima afectivo es importante que el profesor conozca las características de la etapa de crecimiento de sus alumnos, igual que sus motivos y necesidades, para así lograr una comprensión más integral de sus comportamientos.
Estimulación y refuerzo permanente a la participación
Este es un elemento fundamental para la mantención de un Clima grupal que propicie el aprendizaje efectivo. Para lograr un clima efectivo el profesor puede estimular la participación, aceptar las expresiones de los alumnos, atender las consultas individuales sin que ello lo desvincule del grupo total, respetar las normas establecidas, reforzar los logros y respuestas correctas, distinguiendo entre los distintos grados de la calidad de las mismas.
Un adecuado reconocimiento e interpretación de los distintos comportamiento grupal
Finalmente, se señala que con el fin de lograr un clima positivo para la adquisición de nuevos aprendizajes, resulta importante lograr el máximo de comunicación entre profesor y alumno. Dentro de este marco, resulta de gran importancia la generación de una buena relación profesor-alumno, en gran parte fundada sobre la capacidad del profesor para reconocer e interpretar de modo rápido y adecuado los distintos comportamientos de sus alumnos, lo que permitiría la intervención específica y oportuna ante comportamientos disruptivos.
Los cuatro aspectos mencionados anteriormente, son importantes para el logro de un ambienta positivo y de orden dentro de una sala de clase, pero muy complicados de conseguir, ya que resulta muy difícil tener el control de un grupo de alumnos, además poder lograr realizar varias actividades a la vez y mantener al alumno atento a la materia que se dicte, pues durante nuestro largo periodo de formación básica y media nos dimos cuenta que el profesor por lo general no tuvo el dominio de la clase y cumplir con los aspectos descritos.
Crear lazos afectivos entre alumnos y profesores es fundamental, ya que esta relación trae consigo la confianza. El profesor requiere de mucha dedicación y entrega para con sus alumnos, para conocer las distintas experiencias y tipos de vidas de cada estudiante. Esta confianza debe estar respaldada y fomentar a un respeto mutuo entre ambos con el fin de conservar la buena relación; y ser lo suficiente para que el profesor de a conocer a los alumnos sus logros y errores sin que el joven tome una postura desafiante hacía el profesor cuando este le de a conocer sus errores.
Liderazgo académico
El segundo elemento directo del profesor efectivo es el liderazgo académico. Este se refiere, en general, a la capacidad del profesor para dirigirse en forma adecuada al interior de la sala de clases. Algunos elementos centrales de este factor son:
- Respecto del uso de estrategias adecuadas, los profesores efectivos utilizan sistemáticamente una secuencia lógica en la enseñanza. Estas prácticas son sinérgicas, es decir, no importa cuan efectiva sea cada una de ellas, lo importante es que se den como un todo. Gran influencia tiene en el desempeño de los alumnos la habilidad del profesor para entregar refuerzo en forma contingente a conductas deseables. Dentro de las formas de refuerzo efectivo, se mencionan el otorgar responsabilidades a los alumnos. Además podemos señalar dos conductas de manejo instruccional propiamente tales, que serian propias de los profesores eficaces: la capacidad de mantener la continuidad de la clase,
y la capacidad de mantener al curso involucrado en actividades instruccionales.
- La organización de instancias evaluativas
Con respecto a este tema, se propone como importante: la generación de instancias evaluativas de tipo informal; la creación de instancias evaluativas de tipo formal; la aplicación de criterios de evaluación acordados previamente con el curso; y la retroalimentación, permanente de lo aprendido al comentar los resultados obtenidos en las pruebas
- Respecto al buen uso del tiempo en la sala de clases
El tiempo dedicado por los profesores a actividades instruccionales ha resultado ser un factor influyente en la cantidad y calidad de los aprendizajes logrados por los alumnos. Basándonos en los hallazgos de distintas investigaciones, podemos afirmar que cuanto más tiempo reciben los alumnos de parte de maestros comprensivos, respetuosos, preocupados y naturales, mejores resultados obtienen. En particular, se indica que los profesores efectivos dedican muy poco tiempo a actividades no instruccionales, consiguiendo además comenzar la clase en menos tiempo, que sus colegas menos efectivos. Estos profesores también logran mantener al curso involucrado en las tareas que ellos proponen, consiguiendo así que la mayoría de los niños en el curso trabajen.

- La orientación a metas formativas
El último elemento que observamos, relacionado a los profesores con liderazgo académico, es su permanente esfuerzo y orientación hacia el logro de una mejor formación en sus alumnos. Se ha observado que el profesor con liderazgo académico se esfuerza por: desarrollar el pensamiento de sus alumnos, formarlos valóricamente, impulsar a un estudio permanente, fomentar la adquisición de conocimientos relevantes, desarrollar sus habilidades intelectuales y desarrollar habilidades instrumentales básicas en sus alumnos.
Es importante que el profesor haga notar su liderazgo en el aula, pero también, a través de sus rasgos profesionales y características personales debe conseguir que el alumnado lo reconozca y adopte como líder y ejemplo a seguir. Para alcanzar el objetivo conviene dar a conocer las capacidades con el fin de dirigir al curso, utilizando estrategias adecuadas manteniendo el orden dentro de la sala. Esto se hace notorio con la obediencia que prestan los alumnos ante las instrucciones del profesor.
Además aprovechar el tiempo en diversas actividades tanto de relaciones personales como académicas, en este ultimo aspecto establecer evaluaciones que determinen o las debilidades y fortalezas a nivel de curso como a nivel individual, y ante las deficiencias, buscar estrategias para mejorar el rendimiento escolar.
Factores Indirectos
Dentro de los factores indirectos, aparecen como especialmente importantes la vocación, los rasgos personales y el dominio de los contenidos que se enseñan.
La vocación (o compromiso profesional), característica de los profesores efectivos, se evidencia a través del "entusiasmo" de enseñar. Caracterizamos a los profesores efectivos con vitalidad, y con la capacidad de transmitir un contagioso entusiasmo por su materia; esto contribuiría a que los alumnos trabajen. Por otra parte, un profesor con vocación da prioridad a los aspectos formativos en su tarea educativa y proyecta las altas expectativas respecto a la capacidad de logro de sus alumnos.
En estos momentos recordamos que durante nuestra enseñanza media se nos hacia muy notorio el profesor que llegaba al aula con entusiasmo y el que no, ya que, el profesor que según nosotras era entusiasta y "buena onda" las clases resultaban mucho mas entretenidas porque nos motivaba a participar en las actividades en clases; en esos momentos catalogábamos al profesor en flojos y buena onda, pero ahora que tenemos mayor conocimiento del tema nos damos cuenta que se trataba de profesores con vocación y sin vocación.
Los rasgos personales son las características individuales que tiene los profesores, y que hacen más efectiva su labor educativa. Estos atributos serian propios de la persona y difícilmente aprensibles. Un maestro no puede despojarse de sus características personales solo por el hecho de entrar en una sala, sino que en la situación de enseñanza los atributos personales emergen, incluso con más fuerza. Sin embargo podemos mencionar tres características del profesor que influirían en el rendimiento de los alumnos: la comprensión, la preocupación por el alumno, y la naturalidad.
Del comportamiento del profesor en la sala, la actitud que adopta y de la manera que da solución a los problemas, nos ayudaba a percibir las características personales y profesionales del profesor, lo que nos llevaba a conocer mas de su particular persona y por ende, en algunos casos nos atrevíamos a prever la conducta del profesor ante determinadas situaciones.
Uno de los rasgos importantes de todo profesor eficaz, es la tendencia a tomar como responsabilidad personal el aprendizaje de sus alumnos. Los profesores con esta cualidad, al comprobar deficiencias en los aprendizajes de sus alumnos no les atribuyen la falta de ellos, sino que a sus métodos inapropiados de enseñanza. Gracias a esta característica estos profesores son capaces de modificar sus métodos para llegar mejor a sus alumnos y persisten en ayudar a los alumnos que aprenden con mayor dificultad.
Por lo general, es muy difícil encontrar esta característica en un profesor, puesto que, el profesor hace responsable al alumno de su mal aprendizaje.
Otro rasgo es la gran capacidad de estos para hacer su materia entretenida e interesante. El profesor no puede limitarse tan solo a informar objetivamente y a transmitir un saber elaborado por la ciencia, ya que si solo hace esto, muchos alumnos que no sienten curiosidad en el tema lo olvidaran fácilmente. Es por ello que también es necesario que el maestro despierte un gran entusiasmo por su tema, al hacer lo señalado vivenciable, atractivo, con sentido, de manera que sus alumnos adopten lo enseñado de modo personal. También el profesor, al usar tácticas creativas permite la exploración, fomenta la curiosidad y estimula al conocimiento.
Otros rasgos personales son el ser acogedores, cercanos y con llegada al mundo de sus alumnos, y al mismo tiempo exigente y estricto con ellos: consecuentes con las normas planteadas, logrando con ello la formación de hábitos y actitudes de estudio, además de un clima de orden, trabajo y respeto mutuo: y finalmente son percibidos por los alumnos como justos, responsables, realistas y con sentido del humor.
Según nuestra experiencia como estudiante, concordamos con la afirmación anterior y por consiguiente damos crédito a la importancia y eficacia de la característica mencionada.
El dominio del contenido que posea el profesor. Esto, ya que la seguridad con respecto a los contenidos que se enseñan, influyen de modo positivo en lo aprendido por los alumnos. Recalcamos lo relevante que resulta el que los profesores cuenten con un buen dominio de su asignatura. Esto les permitiría establecer relaciones entre los contenidos estudiados con la realidad y la vida cotidiana.
La preparación intelectual del maestro ejerce una clara influencia en los resultados de sus alumnos. Esto, ya que profesores con sólida formación exhiben actitudes y conductas asociadas con la enseñanza efectiva.
Al buen dominio de los contenidos se agrega también la preparación del maestro en el ámbito del manejo de estrategias instruccionales, ya que para una enseñanza efectiva no sólo es necesario que el profesor domine lasa materias, sino que es fundamental que el maestro en su formación aprenda como entregar de modo adecuado sus conocimientos.
Según nosotras este factor es primordial para el profesor, que tenga respuestas a cualquier duda del alumno y para el alumno en cuanto a comprender la materia y el uso que puede darle en la vida cotidiana.
Nosotras como alumnas presenciamos cuando un profesor tiene dominio de la materia que dicta, lo notamos en la seguridad que presenta en las clases, con la claridad que la materia es dada a conocer y las variadas formas en que nos expone la materia. Esa seguridad nos hace tener una clara y confiable recibimiento de los nuevos conocimientos.
CONCLUSION
En términos generales entonces, podemos señalar que tanto los rasgos directos como indirectos del profesor actúan como un todo unitario y reflejan un coherencia entre el saber, el ser y el saber hacer del profesor, que produce un efecto en los alumnos, razón por la cual se lo cataloga como efectivos.
A esto podemos agregar que un profesor afectivo será aquel que desarrolle su papel de docente con una mirada comprometedora, con disposición al cambio y con una actitud comprometedora a su función docente.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home